Blog

19 ene2012

Caída de participación en las elecciones autonómicas. ¿A quién perjudica?

La encuesta presentada hoy por el  Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía  (Cadpea)  confirma una predicción con la que venimos trabajando en Dialoga Consultores de cara a las próximas elecciones autonómicas andaluzas, y no es otra que la participación será menor en más de 8 puntos respecto a las elecciones generales de Noviembre. Es evidente que la"tensión" electoral puede reducir esa diferencia debido a que estamos ante unos comicios muy reñidos. Sin embargo, creemos que al menos 4 puntos de participación habrá entre unas y otras por dos motivos fundamentales:

- Primero, por el comportamiento electoral histórico tanto en Andalucía como en otras Comunidades Autónomas, donde la participación es menor en Autonómicas que en Generales.

- Segundo, porque probablemente se hará notar cierto hartazgo del electorado al haberse enfrentado a tres elecciones en menos de un año.

¿A quién perjudica esta menor participación?

 Podría parecer que al PSOE esta caída de la participación puede perjudicar aún más sus expectativas electorales,  inmerso como está, en un Congreso que más que beneficios parece que solo trae quebraderos de cabeza al Presidente de la Junta, Jose Antonio Griñán.

Sin embargo, y sin haber visto las "entrañas" de la encuesta, esta menor participación podría esconder una relajación del votante que se ha sumado a la "causa popular" más para echar a Zapatero que por propia convicción, y que una vez logrado el "objetivo", se pare ahí.

Ese, y no otro (al menos de momento),  es el gran riesgo que corre Javier Arenas: la relajación y el posible estado de confianza de ese electorado de centro desencantado con la gestión de la crisis del PSOE pero que tampoco se ilusiona en exceso con la alternativa popular.

Ante esta situación, la llamada al "cambio" se hará absolutamente repetititva en boca de los dirigentes populares en las próximas semanas, como reclamo para ese electorado (funcionarios, profesionales liberales, pequeños empresarios, jóvenes etc) que puede quedarse en casa o dispersar su voto entre opciones minoritarias (UPYD por ejemplo) o incluso volver a la propuesta socialista.

El PSOE por tanto, puede tener una oportunidad, si no se escora demasiado a la izquierda buscando movilizar a su electorado más de izquierdas (muy desencantado y desmovilizado por la crisis), y consigue "redescubrir" un discurso moderno, más cercano a las clases medias urbanas. Hacer un discurso de izquierdas y basado en la estrategia del miedo a la derecha no funcionará, como no le funcionó a Rubalcaba. La percepción de las medidas anticrisis del PP no  ha calado aún y no calará demasiado ya que Rajoy guarda sus medidas más impopulares para despues del 25 de Marzo.

De todos modos, el PSOE sigue desangrandose entre EREs y Congresos.

Añadir comentario
Comentarios
Introduzca su nombre
Introduzca un email válido
* Campo requerido
No hay ningún comentario